Saltar al contenido
Mi blog

Arcilla Cerámica

La cerámica, en ocasiones un oficio y en otras un arte, no podría practicarse sin la arcilla. El barro o arcilla es la materia prima de la que se crean todos los artículos de la cerámica, de ahí que conocer los distintos tipos de arcilla, sus propiedades y características, como se forman, como se trabajan y cuáles son sus usos sea fundamental.

Y justo es lo que analizaremos en esta web, en la que te proporcionaremos toda la información que necesites sobre arcillas para que la cerámica y la alfarería no tengan secretos para ti. Y si quieres ampliar tus conocimientos sobre arcillas cerámica, también puedes leernos ahí.

Tipos de Arcillas

¿Que es la arcilla y para qué se utiliza?

En sentido puro, la arcilla no es más que roca sedimentada y descompuesta, formada por diversos minerales (y fitolitos) e hidratada. Esta puede presentar a su vez distintos colores, los cuales son otorgados por sus impurezas, desde un blanco en su estado más puro al casi negro pasando por un rojo o naranja.

Propiedades de la arcilla

En una definición desde el campo de la física, la arcilla es un coloide de partículas muy pequeñas con tres características fundamentales:

  • La plasticidad al mezclarse con agua.
  • La sonoridad.
  • La dureza al calentarse.

Según el uso que vayamos a darle alteraremos su composición para acentuar una u otra de sus propiedades, obteniendo así los distintos tipos de arcilla. No obstante, es importante conocer su composición esencial, los minerales que la forman.

Minerales que componen la arcilla

La base mineral de la arcilla son los silicatos de aluminio, en concreto silicato hidratado de alúmina. De hecho, según la cantidad de sílice pueden realizarse distintas clasificaciones:

  • Caolinita: además del propio mineral caolinita incluye dickita, haloisita y nacrita.
  • Esmectita: donde se encuentra el talco, la vermiculita y la saponita, entre otros.
  • Illita: donde se encuentran las micas arcillosas
  • Clorita: donde podemos decir que se encuentran un sinfin de minerales hallados en proporciones muy bajas.

¿Como se extrae la arcilla?

Por lo general la arcilla se extrae en canteras y minas, en zonas humedas donde las condiciones climaticas evitan que se sequen.

Su extracción por tanto puede ser sencilla (tan fácil como cogerla del suelo) o puede requerir medios técnicos ciertamente complejos.